La Enfermedad de Alzheimer

La Enfermedad de Alzheimer lleva el nombre del Dr. Alois Alzheimer, quien la describe en 1906, y Kraepelin describe el cuadro siendo la causa más común de la declinación de las facultades intelectuales y motoras, surge como producto de un deterioro neurológico.

En realidad no es una enfermedad en sí misma, sino que se utiliza para describir a un conjunto de signos y síntomas que afecta a todos los grupos sociales y no hace distinción de sexo, de grupo étnico ni lugar geográfico y en general, afecta a personas de 60 años y más, aunque puede aparecer en pacientes más jóvenes.

Los síntomas son: pérdida de memoria, confusión, dificultades en el lenguaje, el razonamiento, pensamiento, desorientación en tiempo y espacio, problemas para llevar a cabo actividades conocidas y habituales, cambios en el comportamiento, humor, personalidad que llevan a la persona a un deterioro progresivo.

Dada la dificultad diagnóstica de esta enfermedad es necesario realizar un diagnóstico precoz para evitar llegar al deterioro y tratarla lo mas rápidamente posible, por ello es absolutamente necesario realizar todas las pruebas necesarias (exámenes clínicos, neurológicos y psiquiátricos completos con los estudios correspondientes) a los efectos de planificar el tratamiento más eficaz para cada paciente. Si bien es cierto que el diagnóstico de la enfermedad se realiza post-mortem los métodos diagnósticos actuales permiten llegar al mismo con un alto nivel de certeza.

La enfermedad afecta a las personas de manera desigual, dependiendo de la historia previa tanto psíquica, como orgánica, como así también del ambiente sociocultural en el que está insertado.

Por ello es necesario realizar:

  • Diagnóstico precoz
  • Diagnóstico diferencial con las demencias en general
  • Evaluación neuropsicologica global

Tratamiento:

  • Farmacológico neuropsiquiatrico
  • Psicoterapia individual
  • Rehabilitación motora
  • Estimulación cognitiva
  • Terapia ocupacional
  • Tratamiento familiar

Estas acciones son planteadas en IPSE Salud Mental en un contexto de trabajo multidisciplinario que tiene como objetivo una concepción que no solo intenta volver a ese individuo a etapas previas de la enfermedad, sino descubrir las potencialidades que cada sujeto porta. Es así que surgen los aspectos más sanos y creativos generando la posibilidad de encarar la enfermedad de forma tal de generar una calidad de vida aceptable para él y su entorno.

Se atiende por obras sociales y prepagas Consultar